Precaución y mucho cuidado con esto

niño

se precavido

Un niño con a penas 10 años en la ciudad de Barbados caminaba por la calle con sus padres, durante el paseo el niño había comido una piña que compro a un vendedor frutero en la calle.

Un mes después de haber consumido esa piña el niño se empezó a enfermar de una forma muy extraña y continua, lo cual sus padres llevaron al médico para que le hagan varios análisis.

Los médicos notaron algo raro en el niño así que decidieron hacerle una prueba de VIH sida y fue diagnosticado VIH positivo.

Sus padres no lo podían creer así que  toda la familia se sometió a un chequeo médico.

Ninguno de ellos dio resultado positivo a  VIH sida así que los doctores volvieron a practicarle nuevos exámenes al niño y le pregunto si había comido algo fuera de casa, solo o algún alimento o bebidas que sus padres no hubiesen comido con el o algunos otros niños, así el doctor poder tener una guía fácil de identificar de donde pudo contraer esa enfermedad.

El niño dijo que si que el  Había Comido unas rodaja de piña, el día aquel del paseo que solo el lo había comido.
Inmediatamente unos cuantos médicos  del hospital se dirigieron hacia el  vendedor de piña para comprobar si era el el que había contagiado al niño.

Encontraron que el vendedor frutero tenía varias cicatrices en su dedo, el explicó que es normal que a veces se corta cuando pela las frutas, así que determinaron que su sangre se había extendido en el fruto.

Ya que al hacerle análisis a este frutero había resultado positivo
pero ni el  lo sabía.

Hay que tener mucho cuidado al comprar frutas peladas en la calle, es preferible comprar la fruta sin pelar, se puede comprar frutas partidas en rodaja pero se aconseja lavar antes de comer así evitar  cualquier virus que haya.

Comparta esta información para prevenir este tipo de eventos tan penoso

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.